software para ISO 9001

Software para ISO 9001: Para Sistemas de Gestión de Calidad

Para las empresas preocupadas por mejorar la calidad de sus productos y servicios y cómo satisfacer constantemente las expectativas de sus clientes, ISO tiene una respuesta. Abordando varios aspectos de la gestión de la calidad y conteniendo algunos de los estándares más conocidos de ISO, está la familia ISO 9000.

Muchas empresas requieren de software para ISO 9001 que son sistemas de gestión de la calidad. Vale la pena señalar que las normas del sistema de gestión de calidad ISO 9001 no son normas de producto. En cambio, se centran en buenas prácticas de gestión que garantizarán altos niveles de calidad.

¿Qué es ISO 9001?

ISO 9001 es el estándar internacional para un sistema de gestión de la calidad (“QMS”).   Para obtener la certificación de la norma ISO 9001, una empresa debe seguir los requisitos establecidos en la norma ISO 9001. Las organizaciones utilizan el estándar para demostrar su capacidad para proporcionar productos y servicios de manera constante que cumplan con los requisitos reglamentarios y de los clientes y para demostrar una mejora continua.

Para darle una imagen más amplia, la norma ISO 9001 es una parte del grupo (o “familia”) de las normas ISO 9000. Esta familia ISO se centra en los sistemas de gestión de la calidad (SGC) que ayudan a las organizaciones a “ garantizar que sus productos y servicios cumplan de forma coherente con los requisitos del cliente y que la calidad se mejore de forma constante. ”

Sin embargo, ISO 9001 es el único estándar que enumera los requisitos reales. También es el único que debe certificarse. El resto de los estándares 9000 solo proporcionan pautas e información de respaldo.

Sin embargo, ISO 9001 es el único estándar que enumera los requisitos reales. También es el único que debe certificarse. El resto de los estándares 9000 solo proporcionan pautas e información de respaldo.

¿Por qué ISO 9001?

ISO 9001 establece los criterios para un sistema de gestión de la calidad y es el único estándar de la familia que puede certificarse (aunque esto no es un requisito). Puede ser utilizado por cualquier organización, grande o pequeña, independientemente de su campo de actividad. De hecho, hay más de un millón de empresas y organizaciones en más de 170 países certificadas con ISO 9001.

Este estándar se basa en una serie de principios de gestión de la calidad que incluyen un fuerte enfoque en el cliente, la motivación y la implicación de la alta dirección, el enfoque de procesos y la mejora continua. Estos principios se explican con más detalle en los principios de gestión de la calidad de ISO  . El uso de ISO 9001 ayuda a garantizar que los clientes obtengan productos y servicios consistentes y de buena calidad, lo que a su vez brinda muchos beneficios comerciales.

La familia ISO 9000

Es imposible hablar de ISO 9001 sin mencionar el resto de las normas ISO 9000: ISO 9000, ISO 9002, ISO 9003 e ISO 9004.

De estos, ISO 9000 es el más importante porque es la base para todos los demás estándares ISO 9000.

ISO 9000 proporciona directrices sobre los conceptos que componen un sistema de gestión de la calidad. Contiene dos secciones: fundamentos, que establece los principios básicos de la gestión de la calidad, y vocabulario, un diccionario de terminología QMS. Esta norma es crucial porque proporciona información básica sobre cómo estructurar e implementar correctamente un SGC y, a su vez, lograr una certificación ISO 9001.

La norma ISO 9000 se basa en principios de gestión de la calidad :

  1. Un enfoque al cliente
  2. Liderazgo de la alta dirección
  3. Compromiso interno
  4. Un enfoque de proceso
  5. Mejora continua
  6. Toma de decisiones basada en evidencia
  7. Gestión de relaciones

Es importante tener en cuenta que ISO 9000 es solo una guía y no describe ningún requisito. Por lo tanto, cualquiera que afirme tener la “certificación ISO 9000” probablemente haya sido víctima de un error tipográfico.

Desarrollo e importancia de ISO

Debido a que una empresa puede tener prácticamente cualquier tipo de sistema de calidad que desee, los clientes generalmente no saben de antemano si el sistema es bueno o malo. Para ayudar, la Organización Internacional de Normalización (ISO) ha tenido la intención de corregir esto estandarizando los sistemas de calidad.

Adoptar ISO 9001 es simple. Las empresas adoptan voluntariamente las normas ISO 9001 para demostrar que sus sistemas se basan en criterios aceptados internacionalmente, cumplen con los requisitos mínimos de calidad y, en esencia, son “buenos”.

¿Qué es un sistema de gestión de la calidad (SGC)?

¿Qué es exactamente un sistema de gestión de la calidad? A los ojos de ISO, un sistema de gestión de la calidad es una forma en que las organizaciones pueden definir cómo pueden cumplir con los requisitos de sus clientes y otras partes interesadas que se ven afectadas por su trabajo. Para implementar este tipo de sistema, las organizaciones necesitan alinear su estructura, planificación, procesos y recursos para cumplir con sus objetivos de calidad.

¿Cuáles son los requisitos de ISO 9001?

En términos generales, los requisitos de ISO 9001 son bastante genéricos. Eso es porque están destinados a poder aplicarse a cualquier organización, grande o pequeña, en cualquier industria. Explica por qué hay más de un millón de organizaciones en más de 170 países que poseen esta certificación.

El concepto más importante de ISO 9001 es la idea de mejora continua. Es por eso que no encontrará ningún requisito específico de lo que es “calidad”. En cambio, las empresas están obligadas a definir sus objetivos por sí mismas y luego trabajar para mejorar sus procesos para cumplir esos objetivos. Sin embargo, un SGC certificado aún debe hacer lo siguiente:

  • Cumplir con los requisitos de otras partes interesadas (por ejemplo, requisitos del cliente y estándares regulatorios)
  • Asegurarse de que los empleados reciban un curso de formación que describa los requisitos de calidad.
  • Determinar y documentar los procesos, sus interacciones y sus resultados.
  • Ser capaz de producir registros para demostrar que se han cumplido los requisitos del sistema.
  • Monitorear constantemente el desempeño del SGC
  • Abordar los riesgos que pudieran resultar de cualquier cambio.
  • Realizar auditorías internas y corregir cualquier problema.
  • Mejorar continuamente el SGC

Con eso en mente, el propósito de ISO 9001 es evaluar si un SGC hace un buen trabajo en la gestión de sus procesos y al mismo tiempo puede ayudarlo a identificar las áreas que necesitan mejoras. En términos simples, ISO 9001 ayuda a las empresas y organizaciones que podrían hacer un producto excelente la mayor parte del tiempo, a hacer un producto excelente en todo momento.

 

os comerciales.