El proceso de creación de un sitio web.

La creación de un sitio web profesional en cada caso debe ser de varias etapas. Convertir la visión en realidad requiere el compromiso no solo de la agencia que crea los sitios web, sino también de los propios clientes. Conocen mejor su industria y la naturaleza de su negocio. Saben cuáles son las fortalezas y debilidades de su empresa y son capaces de definir la audiencia.

Cómo crear un sitio web

Curiosamente, muy a menudo durante la lluvia de ideas, los clientes responden preguntas importantes que nunca antes se habían hecho. Gracias a esto, la cooperación con una agencia que crea sitios web puede traer otro beneficio adicional. Es decir, los clientes se vuelven más conscientes, lo que se traduce en la posibilidad de tomar mejores acciones en los negocios.

En el artículo de hoy, presentaremos las etapas por las que pasamos al crear sitios web para nuestros clientes. Cada paso es extremadamente importante y le dedicamos la máxima atención.

Propósito de crear un sitio web

Sin una definición clara del propósito de crear un sitio web, en primer lugar, es posible que no llegue a los destinatarios y, en segundo lugar, es posible que no aporte ningún beneficio a la parte que realiza el pedido. Por esta razón, es tan importante establecer un propósito claro del sitio web. Por lo tanto, uno no debe simplemente “esforzarse por aumentar el número de clientes”, porque no tiene un valor sustantivo. Además, probablemente todos los empresarios tienen un objetivo “último” de este tipo.

¿Cómo se supone que los clientes te encontrarán? ¿Quiere que vengan directamente a su empresa o escriban e-mails? O tal vez desee utilizar una solución que de alguna manera “automatice” el proceso de venta, es decir, un motor de búsqueda de piezas de automóviles. Todo esto requiere tomar las medidas adecuadas y centrarse en una acción específica realizada por el destinatario.

Para lograr el objetivo antes mencionado de “aumentar las ventas”, debe pensar más profundamente. Según los principios fundamentales del marketing, es más probable que las personas utilicen los servicios cuando les ofrecemos valor. Puede ser simplemente información valiosa que describa claramente los servicios y responda las preguntas de los destinatarios. Desde el punto de vista del SEO, esto también es importante, porque los buscadores también se enfocan principalmente en satisfacer las necesidades de información de los usuarios. Gracias al contenido de valor ganaremos no solo a los ojos de los clientes, sino también de los motores de búsqueda.

Identificación del grupo de destinatarios

El negocio está relacionado con los clientes. Por ello, en la siguiente etapa, es necesario centrarse en la identificación eficaz y precisa del grupo de destinatarios de nuestros servicios o productos. Esto es importante en términos de gráficos y contenido. Al vender, por ejemplo, cochecitos para niños, debe diseñar el sitio web de tal manera que refleje mejor la naturaleza de su negocio.

Vale la pena recordar que cada detalle a este respecto importa. La elección de la fuente en sí requiere la participación de un especialista en diseño web que encontrará la solución más adecuada para el grupo de destinatarios. No es diferente con los colores. En el caso mencionado, vale la pena apostar, por ejemplo, por colores asociados a la infancia y desenfadados.

Si tenemos en cuenta el contenido, entender a la audiencia también es muy importante. El mensaje debe adaptarse a las personas que ingresarán a nuestro sitio web. Aquí es donde entra el redactor. Su tarea es utilizar las palabras de tal manera que se maximice la posibilidad de lograr el objetivo fijado por el cliente. Sin embargo, debe recordarse que la creación de contenido valioso para el sitio web también debe basarse en una preparación adecuada. Por esta razón, el redactor se comunica con el cliente para determinar el alcance de los servicios o productos, sus fortalezas y otras cuestiones de fondo. Tampoco puedes olvidarte del estilo correcto. Una tienda de ropa juvenil tendrá un carácter diferente a los servicios relacionados, por ejemplo, con las finanzas.

La identificación del grupo objetivo es también la base del posicionamiento. Vale la pena recordar que el SEO se basa en gran medida en la selección de palabras clave. Sin embargo, para elegir los que generarán mejores conversiones, debe confiar en el conocimiento del especialista en SEO y del propio cliente. La cooperación es un tema clave en este sentido. También vale la pena recordar que el posicionamiento es un proceso que requiere mucho tiempo, por lo que la preparación adecuada para las actividades relacionadas con el SEO es algo extremadamente importante.

¿Cómo se identifica la audiencia?

El grupo objetivo se identifica de varias maneras. El propio cliente puede proporcionar información importante sobre sus propios clientes. De hecho, todo tiene o puede importar. En primer lugar, vale la pena determinar el rango de edad de los destinatarios; esto afecta a todos los elementos de la página. Porque el estilo del texto para una persona mayor de 50 años seguramente será diferente al de una veinteañera. El sitio web en sí también debe ser fácil e intuitivo de usar.

También vale la pena profundizar y determinar, por ejemplo, los valores por los que se guía un cliente potencial. ¿Es calidad, precio o tal vez un buen servicio? Definir con precisión las características comunes de los destinatarios le permite crear un mejor mensaje de marketing y, por lo tanto, una forma más fácil de tener éxito en las actividades de marketing electrónico.

Diseño gráfico

Las etapas preparatorias más importantes ya han quedado atrás. Aquí es donde entra la verdadera acción. Está en manos del diseñador gráfico crear uno o más diseños gráficos del sitio web en base a arreglos previos. El diseñador gráfico selecciona la paleta de colores adecuada y la distribución de las secciones. En cooperación con el director del proyecto y el redactor, determinan la ubicación del contenido o los eslóganes en el sitio web.

Codificación de página

Una vez que el cliente completa y aprueba el proyecto, el último paso es la codificación del sitio web. El desarrollador web debe usar HTML y CSS de tal manera que el sitio web refleje completamente el proyecto. También debe usar métodos que permitan que el sitio web se cargue rápidamente, aumentando así el poder de SEO del sitio web en los motores de búsqueda. Después de completar el proyecto, el desarrollador web lo prueba en busca de posibles errores para brindarle al cliente un sitio web completamente funcional y eficiente.